martes, 29 de marzo de 2011

Es ese que aplasta y acaricia

como el viento en la patagonia

a veces te impulsa muchas otras te frena

duele en la piel, abre llagas,

calla tus palabras, que se pierden en la estepa,

monologa su rugido.

asi veia a mi padre hoy.

1 comentario:

PatoCL dijo...

Siga siendo traviesa

Saludos

http://divagacionesdelpato.blogspot.com